Equipos en paintball

Equipo: ¿Cómo crear un buen equipo?

Como la mayoría de trabajos en grupo en el paintball se necesita que cada miembro del grupo posea la llamada “identidad grupal”, la identidad grupal para entendernos seria a grandísimos rasgos,  el sentimiento de pertenencia al grupo. Cada miembro del equipo se ha de sentir como una unidad del total.

Un buen equipo se reconoce por tener una clara identidad grupal, es decir, los miembros han de posponer sus necesidades individuales en pro de las necesidades del conjunto, se necesita un adecuado nivel de empatía y subordinar los objetivos individuales a los grupales.

Los objetivos del grupo siempre han de estar por encima de los objetivos individuales y hemos de ser capaces de ponernos rápidamente en la piel de los demás.

Aspecto básico y que no se debe dejar nunca de lado es que los grupos necesitan de una dirección, es decir, una persona que se encargue de tener el grupo y sus funciones organizados, no se puede jugar un campeonato por ejemplo e ir cada uno por su lado.

La figura del capitán es básica ya que se va a encargar de dirigir las distintas unidades y además de eso habrá de saber comunicar adecuadamente los objetivos a cada uno en función de las distintas habilidades que posea cada miembro.

El capitán habrá de ser capaz de conducir a todos los miembros del equipo hacia el objetivo común, se trata en resumen de un guía hacia un fin por un determinado camino. Se puede liderar el grupo de manera directa o más dictatorial o con un liderazgo democrático.

El liderazgo dictatorial deja libres a los miembros del grupo para concentrarse más en el juego mientras que el liderazgo de corte democrático les induce a poseer mayores grados de responsabilidad, parece ser que el liderazgo democrático otorga mayores beneficios al grupo, siempre que todos los miembros estén en un nivel de habilidades parecido.

La clave del éxito es la buena organización de cada uno de los miembros del grupo y la asignación de posiciones y situación en el campo en función de las habilidades de cada uno, de la gestión de todo esto se desprenderá el mayor o menor éxito en cada partida.

Una buena organización implica por parte del líder:

  • Cuidar y hacer cuidar el material.
  • Resolver las rencillas que pueda haber entre compañeros del equipo.
  • Mantener el buen rollo y buen ambiente.
  • Realizar y gestionar las compras que necesite el equipo.
  • Hacer las cuentas de todo y organizar los eventos.
  • Mantener informados a los miembros del grupo de novedades o asuntos de interés.
  • Tratar de gestionar las reservas y alquileres etc.
  • Encargarse de las inscripciones y que todos estén al día etc.

Hemos de ser capaces de trabajar todos hacia el objetivo común de la victoria y hacerlo desde el liderazgo democrático proporciona el ambiente más adecuado para que cada miembro se considere mucho más que una simple unidad, cada miembro se siente parte de un grupo en el que como es bien sabido “la unión hace la fuerza”.

 

 

 

 

 

Equipo cómo mejorarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESERVAS Y CONTACTO